« No hay caminos para la paz, la paz es el camino »
Mahtma Gandhi

El campamento por la paz es un colectivo de ciudadanos que tras la incertidumbre generada por el resultado del plebiscito decidió hacer algo histórico: acampar día y noche en la Plaza de Bolívar hasta que se firmen unos acuerdos definitivos. Es un reloj humano que va creciendo a medida que pasan las horas y exige celeridad en la firma de los acuerdos. Su corazón libre, independiente, justo, y amoroso ha logrado atraer a personas de todos los sectores, partidos y religiones del país, disminuyendo así la polarización que tanto nos dividió.

La pedagogía, la movilización y una agenda cultural y espiritual han sido las principales herramientas del campamento para conservar las fuerzas, mantener la unidad, atraer a más personas y así mismo se redefine. Las asambleas incluyentes y participativas, permiten que las reglas de juego, el mensaje y su propia ideología se vaya adaptando a la coyuntura política del país.

El plebiscito nos partió en dos, pero la búsqueda de la paz en nuestros corazones nos volvió a unir. Así, la Plaza de Bolívar recobró su esencia, volvió a ser ese lugar simbólico donde se habla abiertamente de política, religión, historia, economía y más entendiendo que somos diferentes pero que así mismo nos une la idea de dejar un mejor país.

El “Campamento por la Paz”, una iniciativa ciudadana que exige al Gobierno Nacional “Acuerdos Ya, y la implementación de los mismos” así como el “Cese bilateral al fuego y de hostilidades permanente”.

Desde la Plaza de Bolívar de Bogotá, víctimas; niños; jóvenes; hombres y mujeres de diferentes partes de Colombia y del mundo, luchan y resisten de manera autónoma; con ejemplo, ánimo y tesón, hacen un llamado y cifran sus esperanzas en todos los colombianos para que de una vez por todas, seamos constructores de Paz.

Basta un paso nada más, para iniciar el camino que dejará huella en la historia de Colombia, en la mente y el espíritu de cada ser que vivió el horror de la guerra y hoy decide, todo para la paz; guerra nunca más.

No hay distinción de razas, credos, ni estratificación, en medio del respeto, la solidaridad, el diálogo, el perdón y la esperanza, el Campamento por la Paz, teje y abraza el florecimiento de un país en donde la riqueza natural se confunda con las manos del labrador, la voz de las madres con el canto de las aves en libertad, el sueño de los niños con la sonrisa de sus familias y la noche en paz se envuelva con los rayos del nuevo amanecer.

plaza de bolivar, bogotá.

campamentoporlapaz@gmail.com

El campamento por la Paz no es una institución política, económica o religiosa.

No aceptamos donaciones en moneda.

todo material -

actualizado: 27.10.16